Gramática Griega on Facebook

lunes, 15 de noviembre de 2010

ΑΠΑΘΕΙΑ, απάθεια (apázia)


APATIA: (Del lat. apathīa, y este del gr. πάθεια).
1. f. Impasibilidad del ánimo.
2. f. Dejadez, indolencia, falta de vigor o energía.

Ayer se celebró la segunda vuelta de las elecciones locales griegas. En la primera –la semana pasada- no se alcanzaron los mínimos exigidos y por eso hubo que repetirlas. Si hace una semana el 45% de los electores se quedó en casa, ayer fueron 55 de cada cien -y hasta el 70% en la región del Ática- los que no votaron, según estimaciones del Ministerio del Interior. De nada sirvió el llamamiento a la participación que realizó durante la jornada electoral el presidente del país, Karolos Papulias: "El enfado y la rabia [con el plan de ajuste económico] no se manifiestan desde el sofá, quedándose en casa".

Pero yo creo que sí, que también se demuestra quedándose en casa. O por lo menos, ahora sí lo pienso. Durante muchos años he creído que la única manera de poderte quejar de un gobierno, o de un partido, era participar en las elecciones. Dar tu opinión.

Ahora, y probablemente porque desde que vivo en Grecia la cuestión de la política me toca de más lejos y no conozco lo suficiente acerca de partidos y de programas, o quizá  porque me estoy haciendo más mayor, el caso es que esa euforia que antes me producía sentirme parte del sistema se ha ido enfriando hasta llevarme casi al extremo opuesto.

Lo cierto es que ya no tengo la certeza de nuestros sistemas políticos funcionen. Ni aquí, ni en España, ni en ningún sitio. Vemos cómo un país se vuelve loco de esperanza para, al poco tiempo, volver a caer en la apatía. Que se lo digan a Papandreu, que se lo digan a Obama, o a Sarkozy, o a Zapatero.

Los líderes políticos siguen subiéndose a las tribunas para intentar convencernos de que ahora sí. Se inventan cambios de gobiernos para hacernos creer que la cosa va a cambiar realmente. Pero al final todos pendientes de las bolsas y de los banqueros.

No sé, igual es porque “estoy de lunes”, pero para mí que en el mundo occidental, y en cuanto a lo que a política se refiere, llevamos todos “de lunes” unos cuantos años ya.

5 comentarios:

Alexandre dijo...

No es bueno volverse àpatico en política, si no te gustan los políticos, vota en blanco o vota nulo, pero participa como ciudadano, por todos aquellos que quisieron votar y no pudieron por estar prohibido. Y si acabas defraudado con tu elección podrás quejarte por haber participado. Si no participas, luego no te quejes.

Cristina dijo...

Completamente de acuerdo con Alexandre.

Ana de Miguel dijo...

Si, probablemente tenéis razón. De hecho esa siempre ha sido mi máxima, y todavía no he sido capaz de no votar en unas elecciones, siempre me puede la posibilidad de quejarme. Pero ya os he advertido, últimamente "estoy de lunes" en este tema.

Gracias por vuestros comentarios.
Ana.

Benito dijo...

Ya sabeis que este mes hay elecciones en Cataluña. Ha salido una oferta electoral de lo más sugestiva. Es una candidatura que se define como ni de derechas ni de izquierdas, ni nacionalista ni no nacionalista, que no sabe lo que es bueno ni lo que es malo, ni lo que se debe hacer ni lo que no, etc. Solo sabe que si salen, NO van a ocupar el escaño y de ese modo el estado (la comunidad) se va a ahorrar unos sueldos) y para que los políticos tengan presente que hay gente muy descontenta con el comportamiento de todos ellos.
Como digo, no es mala idea, si la cumplen...

Juan Pedro dijo...

Hola, acabo de descubrir tu blog, es muy original e instructivo, ahora me queda la tarea de leerme todas tus entradas/peripecias (de περιπέτεια)desde hace cuatro años. Creo que las voy a disfrutar, la del taxista genial, jajaja, muchas gracias.