Gramática Griega on Facebook

martes, 15 de abril de 2008

ΟΛΥΜΠΙΑΔΑ, ολυμπιάδα (olimpiáda)


OLIMPIADA: Competición universal de diversos deportes que se celebra modernamente cada cuatro años en un lugar previamente determinado.

Hubo un tiempo en que los juegos olímpicos eran un momento de paz. De unión. De tregua. De enterrar las diferencias para medirse sólo con las capacidades físicas, sin agresiones ni luchas.

Hoy, a meses de que se celebren los Juegos de Pekín, vemos que se han convertido en plataforma de, justamente, lo contrario. El boicot está en el aire y la antorcha va encendiendo a su paso discordias y protestas.

Estoy radicalmente en contra de la pena de muerte, y la interpretación del logo de Pekín me ha puesto los pelos de punta. Es posible que la utilización de este tipo de eventos para denunciar las injusticias sea, en este mundo global, un buen camino para erradicarlas. Quizá sea el mejor escaparate para que se sepa lo que pasa en estos países oscurantistas. Tal vez el comité olímpico internacional tendría que plantearse el no aceptar la candidatura de ciudades en cuyos países se aplica la pena de muerte.

No se cuál es el mejor camino. Me gustaría que no existieran estas barbaridades. Pero me da pena, muchísima pena, ver a un deportista que probablemente ha soñado toda su vida con recorrer unos metros portando el fuego sagrado de Olimpia, siendo escoltado por la policía y acosado por las protestas.

Por otro lado, hace unos días leía en un periódico que el equipo griego de halterofilia no acudirá a los Juegos (es en la disciplina en la que suelen conseguir más medallas) ya que en unas pruebas hechas en el campeonato de Europa, once integrantes de este equipo han dado positivo en sustancias dopantes. Le echan la culpa, precisamente, a un proveedor chino que les mandó algo que no podían tomar. Qué triste.

Antorchas sembrando discordia, griegos apartados de unos juegos…Corren malos tiempos para el olimpismo.

2 comentarios:

David Carrascosa dijo...

Querida Ana:

Sí, tu lo has dicho, es "mi" Beatriz. El mismo sábado, en un mail de felicitación personal, le pedí que le dijera al Presidente Zapatero, de mi parte, que esto nunca se lo perdonaría.

Pero... la vida sigue. Muchas gracias por tu comentario, de todo corazón.

Cristina dijo...

Estoy completamente de acuerdo con todo lo que dices. Sabemos muy bien el sacrificio que hay que hacer en el deporte (unos mas que otros) para llegar hasta unas Olimpiadas y no poder disfrutarlas en mayúscula es lamentable. Tienes razón con que hay países que no deberían pasar ni el primer corte.
TIBET LIBRE